MenúSuperior

Alex Soto

Álex Soto, cantautor mexicano: “Muchas veces me ha tocado ser el primero en trabajar y el último en cobrar”

Cuando tenía 15 años, el creador Álex Soto empezó a estudiar guitarra por hobby, y a los pocos meses se dio cuenta de que quería hacer de la música una forma de vida. Luego se licenció en Guitarra Clásica y posteriormente ingresó al Taller de Composición de la SACM, Sociedad de Autores y Compositores Mexicanos.

Ahí fue cuando se dio cuenta que “tenía cualidades que me permitían hacer canciones”, y el resto es historia: Álex ha desarrollada una destacada carrera en la escena mexicana, primero liderando la banda Montevideo y actualmente embarcándose en un proyecto de pop rock romántico.

Los mariachis y los boleros, la música que escuchaban sus abuelos, junto a nombres insignes de la música popular como Juan Gabriel, Joaquín Sabina, Draco Rosa, los Rolling Stones o Los Beatles son algunas de las influencias que cita a la hora de referirse a su propuesta. “Dolor de muelas” se llama su último sencillo, disponible en las principales plataformas digitales, en el que quiso plasmar ese momento “cuando las expectativas no corresponden a lo que sucede (…) Se siente un dolor muy fuerte, profundo y agudo, y quería hacer esa analogía entre los dolores ligado a la decepción”.

“Duro y Dale” se titula su primer álbum en solitario, fue lanzado en noviembre de 2020, y según cuenta, los efectos de la pandemia lo llevaron a retrasar su lanzamiento y a replantearse la forma de promocionar el trabajo.

“(La pandemia) afectó muchísimo, porque en realidad quería estrenar el disco y sacarlo antes, pero últimamente la forma de promoción, la naturaleza del marketing, que es junto con videos y redes sociales, nos atrasó un montón por no poder grabar. Fue muy difícil, lo logramos y después de todo le ha ido bastante bien, el público lo consume y estoy muy agradecido con eso”, cuenta.

Al igual que muchos otros artistas, Álex se vio obligado a buscar nuevas formas de conectar con su público tras la emergencia mundial provocada por el Covid-19. En un comienzo enfocó sus esfuerzos en crear contenido para plataformas digitales. “En un principio me funcionó estar activo en redes, pero luego me sentí en una disyuntiva, me pesó anímicamente y me costó mucho trabajo estar frente a dispositivos, aparatos y redes. Afortunadamente esos medios me permiten estar vigente con la gente y poder compartir mi música; finalmente se trata de entender que todo tiene pros y contras y que debemos adaptarnos”.

Si bien el desconfinamiento y regreso de los espectáculos en directo ha aumentado, el cantautor se mantiene escéptico ante el escenario actual y afirma que “hay una gran secuela a todos los niveles: la gente tuvo problemas económicos, tiene menos confianza de salir a lugares concurridos y todavía hay muchos que no se han vacunado”.

Hablando de derecho de autor, ¿cuál es para ti la relevancia del cuidado de la obra intelectual? ¿Cuál es el énfasis que les ha dado a este tema en tu carrera?

Creo que todo creativo merece tener la remuneración que tienen todas las personas involucradas en el espectáculo (…) A veces a los autores de las canciones que cantamos por la noche, que nos acompañan en momentos difíciles, no se les remunera por derechos de autor y eso algo muy cercano a una tragedia.

Creo que me he apoyado mucho de SACM para entender todos estos temas que son legales y que corresponden al área jurídica, pero que necesitamos estar al pendiente y entender que el derecho de autor es un derecho universal. Es bien difícil la labor del compositor, y lo hablo de manera personal, muchas veces me ha tocado ser el primero en trabajar y el último en cobrar.

A propósito de SACM, ¿cómo evalúas el trabajo que realiza la sociedad tanto para el apoyo y difusión del trabajo de creadores mexicanos? ¿Cómo has sido tu trabajo junto a ellos?

Sinceramente, sin esta sociedad de gestión colectiva no me habría dado cuenta de que era posible vivir de la música. De hecho, ya hasta muy grande, cuando entré al taller de composición, me di cuenta de que había personas que tenían especialidad de compositores, y que hubiera un órgano que tuviera la tarea de monitorear y hacer los pagos al autor fue muy gratificante.

Además, en el ámbito de la difusión le han apostado muchísimo al tema de las redes sociales y los nuevos canales, siento que están experimentando una renovación con la pandemia. Hace un año me llegó un nuevo sistema donde tienes absoluto control de tus temas a nivel digital, y eso es muy cómodo para los que tenemos catálogo en la sociedad. Han hecho un esfuerzo muy valorable en torno a los canales digitales y redes sociales, lo que nos sirve a a todos los autores que no solo queremos colocar canciones, sino que también queremos apostarle por la vida independiente en la industria musical.

Adelantando sus planes a corto y mediano plazo, Álex cuenta que tiene planeado lanzar tres nuevos sencillos entre fines de este año y comienzos del próximo, apuesta por seguir incrementando su base de seguidores y también da énfasis a seguir formándose como creador: “Seguiré trabajando, renovándome, escuchando música siempre, estando a la vanguardia, estudiando, leyendo e involucrándome en la composición con todas sus ramas, que no es solamente sentarte a hacer una canción, sino que involucra muchas cosas”.


Conoce más de su música en Spotify, Instagram y Youtube

Aún no hay comentarios.

Deja una respuesta